Sierra de Santa Rosa

Uno de los paisajes naturales en Guanajuato, donde lo mismo se puede practicar ecoturismo que turismo de aventura, es la Cuenca de la Esperanza, un Área Natural Protegida de 1,832 hectáreas de extensión, ideal para el excursionismo, observación de aves, caminata, campismo y ciclismo de montaña.

Pensar en Guanajuato es remitirnos a ciudades coloniales y festivales culturales; sin embargo, en este estado también se puede disfrutar del turismo alternativo.

Cuenca de la Esperanza Uno de sus mayores atractivos es el área recreativa de Las Palomas que, debido a su gran biodiversidad, es un lugar que se presta para los observadores de aves, ya que forma parte del corredor migratorio del centro de especies neotropicales provenientes de Alaska, Canadá y Estados Unidos.

Sta. Rosa Aquí los recorridos se llevan a cabo bajo la dirección de guías capacitados que informan también sobre herbolaria y migración de aves, así como de la flora y fauna de la sierra de Guanajuato.

En la reserva vive una variedad de 172 especies de aves, 40 por ciento de las cuales son migratorias. También hay una considerable población de mamíferos, entre los que se incluye el venado cola blanca, cacomixtles y linces.

En los últimos años, la Cuenca de la Esperanza se ha convertido en el sitio recreativo natural más importante de la entidad, lo que ha propiciado el desarrollo de infraestructura turística básica, como renta de casas de campaña, bicicletas, binoculares, telescopios y linternas, además de servicios sanitarios, lugares para comer, asadores y áreas señaladas para acampar.

La mejor forma de llegar a este lugar es tomar la carretera que va de Guanajuato a Dolores Hidalgo y, a cinco kilómetros de la primera, se localiza la desviación que conduce a la reserva ecológica.

Sierra de Santa Rosa Para disfrutar al máximo de este sitio, es recomendable ir equipado con ropa de color café, verde o de camuflaje, botas adecuadas de dibujo profundo, cargar alimentos ligeros y una cantimplora con agua, así como lentes oscuros y protector solar.

Nunca hay que olvidar que es muy importante la protección del área, por lo que se deben cumplir normas como no rebasar una velocidad de 30 kilómetros por hora, respetar la flora y fauna, no llevar bebidas alcohólicas, encender fogatas solamente en los sitios autorizados y depositar la basura en los lugares indicados. Recuerda que de nosotros depende que estos lugares, su flora y su fauna continuen siendo un espacio que nos beneficie a todos.